PayPal

Carrito: 0 producto Productos vacío    

Ningún producto

A determinar Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Nuestras tiendas

Nuestras tiendas

Visita nuestra tienda. Serás atendido por los mejores profesionales. Distribuidor oficial Brother.

Información

Fabricantes

Boletín

Curiosidades: el mito del lapiz y el boli en el espacio

Posted by in ¿Sabias que...? on ago 15, 2016 .0 Comments
Curiosidades: el mito del lapiz y el boli en el espacio

Existe la leyenda urbana de que la NASA gastó millones de dólares de fondos públicos en desarrollar un bolígrafo para los astronautas, que escribiese en gravedad cero y desde cualquier ángulo, y que los rusos solucionaron este problema con unos simples y corrientes lápices. Esto es relativamente falso.

lapiz staedtler noris 120-2 hb

Durante sus primeras misiones en el espacio, tanto americanos como rusos, portaban con ellos lápices de grafito, "inmunes" a la ausencia de gravedad del espacio. Las agencias espaciales sabían de los problemas que un simple lápiz puede generar en el espacio, como residuos al escribir, hay que afilarlos generando más residuos o la problemática de que se rompa una mina y quede flotando dentro de la nave, puediendo estropear el instrumental o provocando lesiones a los astronautas (imaginad que se les mete una mina en un ojo).Pero no tenían nada mejor.

La controversia y el principio de la leyenda urbana llegó cuando la NASA solicitó adaptar estos simples lápices para poder escribir con el traje espacial puesto, y gastó en el año 1965 4.382,50$ en 34 lápices mecánicos (128,89$ por unidad). Esto generó una gran indignación y la NASA decidió dar marcha atrás en el proyecto.

Paralelamente, Paul C. Fisher de la compañía Fisher Co. diseñó y patentó con fondos propios - se dice que invirtió 1 millón de dólares en I + D - un bolígrafo, el Fisher Space Pen AG-7, con un cartucho de tinta a presión que funcionaba en ambientes extremos de temperatura (de -40ºC a 200ºC), escribía en cualquier ángulo y no generaba residuos al escribir.

Fisher space pen AG-7

Fisher se lo ofreció a la NASA en el mismo año 1965, pero la agencia desestimó su uso debido a la indignación causada por el gasto en la adaptación de los lápices.

No fue hasta el año 1967 cuando después de muchas pruebas la NASA decidió adquirir 400 bolígrafos a un precio de 6$ por unidad para el proyecto Apolo. En el año 1969 la agencia espacial Rusa también adquirió 100 bolígrafos y 1000 cartuchos de tinta.

A día de hoy los astronautas sigues usando este bolígrafo espacial y la compañía Fisher los comercializa como el bolígrafo que fue a la luna

Fuente: The fisher space pen

Leave a Comment

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Carrito: 0 producto Productos vacío    

Ningún producto

A determinar Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar